Dos clásicos para llorar

La amada inmóvil de Amado Nervo. El poeta que también escribió El Estanque de los Lotos y Serenidad, había asegurado que no iba a escribir más libros de poesías, pero en 1912 muere su mujer repentinamente por fiebre tifoidea. Amado Nervo, escribe, entonces La amada inmóvil. En este libro cuenta detalladamente los veintiún días de agonía de su mujer y la desesperación por querer morir él en lugar de ella. La segunda parte son todos poemas que muestran su inmenso dolor. Un dolor tan tremendo que solo puede ser producto de un amor impensable. Justo ahí radica la emoción, no en la muerte de ella, si no en la pasión de él.

– En Memoria de Ana. Encontrada en el camino de la vida el 31 de agosto de 1901. Perdida, – para siempre? – el 7 de enero de 1912.

Veintiún días duró la enfermedad de Ana; veintiún días que fueron necesarios para poder clavarme en la conciencia la convicción de que iba a morir. Esta convicción era de tal suerte desmesurada para mis fuerzas, que hoy mismo, a pesar de todas las evidencias, me rebelo a veces contra ella y entonces a mi soledad se une la más impotente de las desesperaciones…

El tiempo desborda de Paul Eluard. El 28 de noviembre de 1946, Paul Eluard perdió brutalmente a su mujer Nush, modelo musa de Man Ray y Picasso, la llamaban “la mascota de los surrealistas”. Al siguiente año y con el seudónimo de Didier Desroches, Paul Eluard escribió unos poemas que fueron publicados en los Cahiers d´art.

– Veintiocho de noviembre de mil novecientos cuarenta y seis.

No envejeceremos juntos. Este día está. De más: El tiempo desborda. Mi amor tan ligero pesa como un suplicio. (…) ¿Estas enfermo, estás cansado; Estás demente o simplemente más infeliz que de costumbre? (..) Tengo tantas razones para perderme. En esta tierra sin caminos bajo este cielo sin horizonte. Hermosas razones que ayer ignoraba y que ya nunca olvidaré.

About these ads

6 comentarios en “Dos clásicos para llorar

  1. aurelia dijo:

    Gracias ! por remontarme con La amada inmovil a un rincon de mi infancia con mi abuela , Amado Nervo y recordar en Serenidad …
    muy creca de mi ocaso yo te bendigo vida … Gracias !

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s